Los beneficios de la meditación en casa y como lograrlo si "no tengo tiempo"

Actualizado: 1 may 2020



Desde muy chica llegó la meditación a mí, aunque apenas hace 3 años se hizo parte de mis días sin excepción, he logrado vivir momentos de transformación a través de ella que me gustaría compartirte. Tenía 17 años, me había ido de intercambio cultural a EU, donde mi única misión era llegar con una familia estadounidense a compartir mi cultura, y yo debía estar abierta aprender sobre la de ellos, recuerdo haber ido muy entusiasmada porque además del idioma estaba dispuesta a aprender todo lo que pudiera, ya que era la primera vez que iba a conocer otra parte del mundo fuera de mi lugar de origen, que es México. Recuerdo haber pedido en los formatos que me tocara un lugar lejos de la frontera para tener la posibilidad de no tener la tentación de hablar español y aprender más rápido inglés, me hicieron preguntas tales como ¿Importan la religión de la familia? ¿El clima del lugar? etc y mi respuesta claramente fue NO.. quiero y voy aprender de todo!. Y creo hasta ahorita fue la mejor respuesta que pude haber dado en toda mi vida... Por lo que llegué a Malta Montana un pequeño lugar al norte de EU lleno de nieve la mayor parte del año, viví la experiencia más fría pero increíble que he vivido, nieve hasta las rodillas y la temperatura que alcanzó los -30 grados centígrados. Además llegué con una familia luterana, y gracias a mi mejor amiga que hice en esos momentos (ahorita les platico de ella) conocí otros movimientos o congregaciones religiosas que en ese momento yo desconocía que existieran, ya que la única religión que conocía hasta ese momento era la católica, por lo que para mí fue una gran experiencia de vida abrirme a la posibilidad de aprendizaje. Bueno ¿Que tiene que ver la Meditación con esa historia?, es que mi mejor amiga que hice en ese momento era tailandesa de religión busdista, que había llegado a vivir con una familia donde el padre de familia era un pastor de una iglesia llamada Asamblea de Dios parte de las iglesias evangélicas y una de las organizaciones pentecostales más grandes del mundo que además siendo cristiana hablaban en lenguas, un don del espíritu santo, obvio algo muy extraño y fuerte para ella y también para mí. Mi amiga un poco preocupada por no comprender del todo sobre el cristianismo, el tema sobre "el cielo y el infierno", la oración, la biblia, etc me uní a querer aprender junto con ella todo, y ayudarla a comprender lo que tal vez yo aún tampoco comprendía. Ahí es donde entro al rescate viendo una gran oportunidad de aprendizaje, por lo que le propuse a ella hacerlo juntas. Hablamos con nuestras familias americanas, y ambas empezamos a ir al grupo de los jóvenes de la iglesia luterana, otro día a la de la iglesia asamblea de Dios donde hicimos grandes amigos, también la llevé a conocer la iglesia católica, conocimos la iglesia Adventista del Séptimo día uniéndonos a su sábado como día de descanso habiendo una gran comida en comunidad, y así nos llevó a conocer persona tras persona ,.. Fue increíble cada experiencia y los seres humanos tan maravillosos que conocimos, en cada grupo se tomaron el tiempo de acompañarnos sin prejuicios, ni con interés de conversión, sino con un sólo objetivo .. enseñarnos con amor. Por otro lado, ella me enseñó lo que era su religión budista, y ahí es donde por primera vez supe sobre el tema de la Meditación. Esa experiencia de aprendizaje en verdad marcó mi vida, conocí a un Dios expandido en todas las religiones y más allá de los límites impuestos por el propio hombre de acuerdo a sus propias creencias las cuales respeto y honro como parte importante de cada ser humano y su propio aprendizaje de vida y de conciencia. Ahora bien ¿En realidad que es la Meditación? para mí es un método específico, elegido o aprendido por la persona, que a la vez puede ir cambiando con el tiempo, la práctica y el conocimiento, para desarrollar y entrenar la mente, logrando así encontrar la atención plena sobre sí mismo y su exterior. Encontrando así el amor incondicional, la compasión, la lucidez, la felicidad y la paz aquietando nuestro mundo de emociones. Conforme se va practicando poco a poco se van notando sus beneficios. La meditación al igual que la oración no son limitativas a una religión o alguna creencia, ambas son expansivas e inclusivas que tienen la intensión de aquietarnos, de PARAR!, interiorizarnos y tener una conexión directa con nuestro interior y la divinidad misma. La oración nos ayuda a expresarnos con lo divino sin importar en quien se crea, y la meditación nos ayuda a interiorizar al calmar la mente, las emociones, nos abrimos a escuchar y nos permitimos ser guiados desde el corazón, que es parte importante de nosotros con la conexión con Dios, o con nuestro ser superior, o con Padre/Madre, o como lo reconozcamos. Recuerda nada es limitativo, al contrario todo es expansivo. .


Alguno de sus beneficios

Que aunque la ciencia los ha avalado en muchos caso, te invito a vivirlos, en realidad nunca nada se tratará de lo que la ciencia nos diga o lo que otros nos hagan saber, sino más bien de nuestra propia experiencia y en esta ocasión no es la excepción, te invito a vivir y experimentar sus beneficios.


  1. Mejora nuestra capacidad de atención y concentración.

  2. Mitiga el stress y la ansiedad en nuestra vidas

  3. Mejora nuestro sistema inmune

  4. Nos reconecta con nuestra alma y nuestra propia divinidad.

  5. Nos ayuda a comprender y conectar más con los demás.

  6. Mejora nuestra memoria y algunas otras funciones cognitivas

  7. Motivamos a estar centrados más en pensamientos positivos de manera consciente

  8. Nos ayuda a dormir y descansar mejor

  9. Nos ayuda a conectarnos con la divinidad de todos y de todo.

  10. Nos ayuda a encontrar o a regresar a la paz más fácilmente.

  11. Nos ayuda a sanar y a desprendernos de emociones

  12. Ayuda a combatir la depresión, el miedo y la culpa

  13. Ayuda a subir nuestra vibración ayudando en el proceso de sanación de nuestro cuerpo

  14. Al ir hacia dentro nos volvemos a reconocer como seres divinos y creativos, por lo tanto abrimos la puerta de las posibilidades creativas y de creación de nuestra vida física, haciéndonos más conscientes del poder de cambiar nuestra realidad, llenándola de paz, positivismo, felicidad y amor.

  15. Puede reducir el dolor físico

  16. Nos ayuda en proceso de cambios de hábitos, apoyando el proceso y haciéndolo más fácil y duradero.

  17. Nos apoyo en los proceso de sanación de nuestro cuerpo físico en cualquier tipo de enfermedad presente a la vez de crear una mayor comprensión sobre la misma enfermad como maestra en nuestra vida.

  18. Apoya y baja los niveles de agresividad.

  19. Energéticamente podemos impactar positivamente nuestro alrededor, no solo a quien más amamos, sino al planeta entero reconociéndonos como parte fundamental de él.

  20. Nos ayuda a expandir nuestra Luz, Amor y PAZ en el mundo.


¿Como comenzar a meditar?


Antes de darte mis sugerencias de como comenzar, te platico un poco sobre mi experiencia, como te comenté a mis 17 años tuve mi primer conocimiento y contacto con el tema de la meditación a través de mi amiga tailandesa, aunque mi verdadera experiencia empezó a mis 20 años, cuando un día me topé un letrero de invitación para unirme a un pequeño grupo de meditación en casa de alguien, que hoy entiendo era para mí, me llamó tanto la atención que no dude en ir e integrarme, ahí aprendí que meditar no sólo era estar en posición de flor de loto, sino también la posibilidad de estar sentada o acostada, de ser guiada y no solo estar enfocada sobre un silencio donde para mí era aún complicado permanecer, el tener música relajante y que alguien que me fuera diciendo que hacer, hicieron magia en mí. Creó un mayor interés y me llevó a reconocer y comprender muchas cosas sobre mí en ese momento que no había querido reconocer, pero bueno eso en otra oportunidad se las comparto y que tiene que ver con lo que hoy hago y con esa misión de vida que fui redescubriendo poco a poco. Eso duró muy poco, porque luego me gradué, el trabajo y el mundo tan acelerado y exigente en el que me dejé envolver, me hacía constantemente decirme que "no tenía tiempo para nada". Pasaron varios años, hasta que me volvió a encontrar, todo pasó en el momento en el que decidí PARAR! y respirar profundo de nuevo diciendo BASTA!.. me sentía en un remolino de cosas, y mi vida se estaba haciendo un caos, como si se hubiera salido de control y una lluvia de preocupaciones, de trabajo, de familia, de mis hijos, de mi casa, en mi salud, en mi tiempo y en los recursos económicos todo estaba como en un desorden ... todo eso me hicieron volver a querer ir a buscar esa paz y ese acompañamiento divino que en algún momento había conocido y reconocido en mi vida. Hace tres años atrás de manera mucho más consciente y real empecé mi práctica diaria, cambiando mi vida totalmente y ahora es parte importante dentro de todo lo que hoy hago, como terapeuta he visto los cambios de aquellos quien así lo empiezan a utilizar como práctica diaria en su vida.


Ahora bien ¿Como puedes comenzar?


Lo primero es que tengas la intención, que te quites la creencia de que es algo difícil o especial para algún grupo de personas. Constantemente me topo con personas que cuando van a una práctica de meditación, retiro o a una terapia me dicen: ¿Tengo que meditar? no se o no puedo, o nunca he podido hacerlo!... recuerda que antes que nada antepones la creencias del no poder! y eso es poderosísimo... cuando se distraen de ese no puedo! y logran compenetrarse en su proceso de dejarse ir, confiar, querer hacerlo, su intencionalidad hace que todo suceda y es mágico!... Lo más importante es que busques un lugar sereno, tranquilo, que te brinde paz al estar ahí, que no puedas ser interrumpido ni molestado, y en ese momento elije la técnica o la práctica que más se acomode a ti. Si vas iniciando y aun no conoces técnicas, o no tienes a alguien que te guíe o acompañe en tu proceso de aprendizaje o práctica. Sólo siéntate o acuéstate como te sientas más cómodo (eso es lo más importante) y listo, es momento de aquietar tus pensamientos y emociones, simplemente enfocarte en el silencio y en tu respiración, si estás en el exterior puedes concentrarte en escuchar los sonidos de la naturaleza o si estás en el interior de tu casa, puedes poner música relajante, o una meditación guiada que es lo que yo más recomiendo cuando recién inicias, ya que así te dejas guiar por quien lleva la meditación. Hay muchos tipos herramientas o métodos para meditar, pero de principio no te preocupes por eso, ya en tu caminar y aprendizaje irás encontrándolas y conociéndolas, por lo pronto sólo busca, dominar tu mente, acallarla y/o apaciguarla, lo demás viene sólo. Hoy encuentras muchas meditaciones guiadas en internet, encuentra las o los guías que resuenen contigo, al igual que los temas. Para quienes dicen NO TENGO TIEMPO! Te recomiendo tener unos audífonos en tu buró a un lado de tu cama, para que inmediatamente al despertar prendas tu celular, elijas tu meditación y la hagas, por lo general el promedio de las meditaciones duran 15 a 30 min, despiértate con antelación para que desde antes de iniciar tu día, logres empezarlo con un mejor equilibrio y con muchísima más paz. En las noches igual, antes de dormir ya acostado, ponte los audífonos, elije la meditación que más se adapte en esos momentos a ti, ayuda muchísimo para regresar a la paz, eliminar el stress del día, dormir con mucho menos preocupaciones, etc. Verás que poco a poco te crearás el hábito de meditar todos los días y tu vida se verá afectada de manera positiva, ten paciencia para ver resultados pero tengo la seguridad que los tendrás.


Con cariño

Alicia Te invito a mi canal de YouTube a escuchar las meditaciones que he compartido.





#meditación #relajación #paz #calma #amor

42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo